Comercial o desarrollador?

Por Patricia Seuba el 1 noviembre, 2010 en Informático |

Con este post quiero hacer un poco de reivindicación de nuestro colectivo, los informáticos!

¿Quien no ha podido comprobar a lo largo de su carrera profesional como informático que aún siendo desarrollador, es decir el último eslabón de la larga cadena, ha tenido que hacer una demo a un cliente? Esto sin tener ni idea de lo que vendía la empresa, sin saber cuáles son las expectativas de ese cliente ni de las expectativas de la empresa con ese cliente, ni cuánto tiempo ibas a seguir, tú, en esa empresa.

También me ha tocado en ocasiones explicar las distintas categorías a personas que no entienden bien las tareas de este colectivo.

Hoy, este post, va dedicado a tanta gente que a veces, por ignorancia o por curiosidad, me ha preguntado sobre temas de los que no he podido darles una respuesta exacta. Con esto quiero decir, ¿Quien se ha encontrado, como informático, intentando explicarle a alguien, que no todo lo sabemos? Que por ser informáticos, necesariamente no sabemos todo tipo de electrónica, programas, o …

En el siguiente esquema explicaré cada una de las categorías de un departamento típico de desarrollo dentro de una empresa mediana-grande.

Os lo he querido reflejar de esta forma, para que se vea claramente la cantidad de categorías que pueden existir dentro del “gremio”. El Director General, en la mayoría de los casos, y como bien sabemos todos, es el que lleva la batuta de la empresa y se suele ayudar de sus directores directos. Esto ocurre en cualquier compañía, sea de lo que sea, en líneas generales. A partir de ahí, podemos desgranar las categorías por las que puede pasar un informático, y en este momento comenzaré por el lado contrario de la escala. Supongo que os habréis fijado de la arquitectura piramidal, para mi gusto de la mejor forma que funcione una empresa.

Una empresa, por tanto, no puede tener 10 directores, y 15 curritos o al menos, no es la mejor manera que funcione. Debería comenzar nutriéndose de programadores, que tal como se ve en la imagen, son aquellas personas que les han comentado que es lo que tiene que hacer, de cabo a rabo, para que a través de programas, realice las tareas solicitadas. El programador es el último eslabon de la cadena y sin el cual, no podemos hacer nada.

No quisiera olvidar que esta categoría es, en muchas ocasiones, dividida por las empresas, llegando a generar dos: programador-junior y programador-senior, cuya única diferencia viene estipulada por el tiempo de experiencia que tienes en la labor que te encomiendan. Esto es una estrategía muy típica para que el empleado se sienta mejor sabiendo que ha subido una categoría porque en el fondo, y teniendo en cuenta las tareas realizadas, es lo mismo.

Analista-Programador es aquel escalafón que se encuentra entre un analista y el programador y que es necesario para transmitir las especificaciones dadas por un analista, en lenguaje que entienda el programador. Se denomina analista-programador, para mi gusto, porque tiene un pie en los dos lados y además, en la mayoría de las empresas es utilizado indistintamente de una función u otra, según del personal que se tenga.

Continuará

Etiquetas:

1 Comentario

  • Adri dice:

    Creo que la categoría de analista-programador es más bien un invento para poder tener a una única persona que se ocupe de todo el proyecto (análisis y desarrollo), a excepción de comer con el cliente, que de eso sabe más el gerente de cuenta.

Copyright © 2010-2016 Patricia Seuba All rights reserved.

Desarrollado por: Sioseo